Integración Escolar

El proceso de integración escolar de un niño con Necesidades Educativas Especiales a la escuela común, supone un acompañamiento intensivo realizado, cuando es necesario, por un equipo terapéutico interdisciplinario y, en la mayoría de los casos, por una maestra integradora, que acompaña el proceso de aprendizaje y la integración social.
El Equipo de Integración Escolar acompaña a cada uno de los niños con la presencia total o parcial de un maestro integrador que forma parte de nuestro equipo y que es supervisado en forma permanente.
Teniendo como guía la planificación docente, se confecciona el Proyecto Pedagógico Individual (PPI) que encuadrará la escolaridad del alumno integrado. En este documento se explicitarán las posibilidades del alumno, su nivel pedagógico y las expectativas de logro correspondientes. A partir del mismo, se elaboran en equipo las adaptaciones curriculares necesarias, se resuelven las necesidades de adaptación espacial y grupal, se realizan evaluaciones diagnósticas, y se intenta ofrecer todos los medios de apoyo necesarios, tanto al niño, como a su familia y su escuela.
La Coordinación del Equipo de Integración Escolar, junto a los profesionales que llevan a cabo el abordaje terapéutico del niño, realizan visitas periódicas a las instituciones escolares , con el fin de reunirse con el Equipo escolar (docente de grado, la psicopedagoga del colegio, si la hubiere, la maestra integradora, directivos, docentes especiales, etc.) y evaluar de manera constante el proceso de integración llevado a cabo por ambas instituciones.